Cómo elegir y conservar bien tus albaricoques

0151Cómo elegirlos…
El tono de la piel debe ser de color anaranjado y con puntos rojos, o con una cara roja. También debemos fijarnos en la consistencia de su pulpa y en su fragancia. Debemos saber que un albaricoque, una vez recogido, no madura. Si es necesario, podemos hacerlo madurar colocándolo en una bolsa de papel a temperatura ambiente durante uno o dos días.
…Y cómo conservarlos
El albaricoque maduro hay que consumirlo rápidamente, porque no se conserva bien en la nevera. Sin embargo, sí que podemos congelarlo, partido por la mitad y sin hueso, para disfrutar en invierno de sus colores llenos de sol.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *